Desmontando mitos del coche eléctrico

El coche eléctrico está rodeado de leyendas, mitos y rumores tales como que los coches eléctricos no funcionan bien, no tienen suficiente autonomía, son muy caros, tardan mucho en cargar la batería, no hay suficientes puntos de recarga, no tienen suficiente potencia, es un lujo poco rentable, etc.

¿Qué hay de cierto o falso en estas afirmaciones?

Hoy venimos a desmontar todos esos tópicos con argumentos reales, ya que por ejemplo en lo que se refiere a la autonomía, algunas baterías alcanzan hasta los 500km. Teniendo en cuenta que en nuestro día a día podemos llegar a hacer 50 km diarios es posible disponer de tu vehículo eléctrico durante toda la semana sin necesidad de recargarlo, dependiendo del modelo y de la cantidad de km que hagas, claro está.

En cuanto al tiempo de recarga no es tanto como se piensa, de hecho, hay modelos como el nuevo Mokka-e que carga hasta el 80% del vehículo en solo 30 minutos, lo que tardaría nuestro móvil en cargar el mismo porcentaje de batería. Las baterías han mejorado mucho sus prestaciones en los tiempos de recarga y también en su autonomía y eso quiere decir que esto no supondrá ningún problema para el usuario, sino más bien una ventaja frente a todas las veces que tendría que parar para repostar gasolina y el dinero que eso implicaría, con el uso de un coche convencional.

Para encontrar puntos de recarga cada vez cuesta menos, ya que en España está previsto que puedan llegar hasta los 50.000 puntos de recarga en los próximos años e incluso será obligatorio tener puntos de recarga en los garajes. En unos años también veremos puntos de recarga en las gasolineras, oficinas, supermercados, parkings públicos…

La potencia de los coches eléctricos, a diferencia de lo que muchos piensan, no es un problema, ya que puedes encontrar hasta furgones eléctricos que son capaces de transportar miles de kilos a gran velocidad, como el Vivaro-e o el Zafira-e. Puedes disponer de distintas potencias en los vehículos eléctricos y de combustión, dependiendo de tus necesidades.

El precio de los coches eléctricos no tiene por qué ser un problema, ya que dispones de grandes ayudas y descuentos gracias a programas como MOVES II, que fomenta la compra de vehículos eléctricos.

Actualmente se venden pocas unidades de vehículos eléctricos si lo comparamos con los coches de combustión, pero cuando aumente la compra de este tipo de vehículos el precio también se verá reducido y serán más accesibles.

La seguridad de los coches eléctricos también es algo de lo que suele dudarse, pensando en que pueden fallar en contacto con el agua un día de lluvia, por ejemplo. Pero es realidad se muestran más seguros que un coche de combustión en estos casos, ya que no necesita aire para funcionar, garantizando la estanqueidad de sus zonas eléctricas y también el riesgo de inflamabilidad de todos sus componentes.

Publicaciones Similares