Les stations-service et les stations-service ne s'adaptent pas à la recharge des véhicules électriques

Cada vez son más y más las personas que apuestan por la movilidad eléctrica, debido a todos los beneficios que tiene tanto para el conductor como para el medio ambiente, por esta razón, lo más lógico sería que las gasolineras, dieran la posibilidad de poder cargar el coche en ella, pero por desgracia esto no está sucediendo así.

Son muchas las gasolineras que se niegan a poner puntos de recarga de coches eléctricos en sus instalaciones, ya que en España hay aproximadamente 11.495 y de ellas, solo una de cada 99, tiene servicios eléctricos, lo que equivale aproximadamente a 116 gasolineras tradicionales con enchufes para cargar coches eléctricos.

Esto sin ninguna duda es un gran problema, pero aunque no haya puntos de recarga en las gasolineras, en España, podemos encontrar bastantes puntos de carga situados en otros lugares, como por ejemplo en parkings o centros comerciales. En total, podréis encontrar 2.500 puntos de carga eléctrica y más de 6.800 enchufes.

Aunque en España, hayan más de treinta mil coches eléctricos, estamos bastante retrasados en comparación a otros países europeos, por esta razón, España se ha comprometido con Bruselas, y se ha propuesto reducir un 26% las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que de cara al 2030, en nuestro país deberían haber aproximadamente 300.000 vehículos eléctricos en total.

Para poder conseguir este objetivo, debería de existir una red de carga de aproximadamente 11.000 puntos en los cuales se pueda cargar el coche, y por lo tanto si las gasolineras se niegan a colocar estos puntos en sus instalaciones, será necesario buscar otras alternativas y desarrollar estos lugares de carga en otros sitios.

El director de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), Arturo Pérez de Lucía, ha asegurado que la revolución eléctrica va a producirse en poco tiempo, sea con el apoyo de las gasolineras o sin su apoyo, ya que aunque algunas gasolineras han visto la movilidad eléctrica como una gran oportunidad, hay muchas otras que se han quedado atrapadas en el pasado y no tienen ninguna intención de cambiar sus instalaciones.

Un buen ejemplo de una de las empresas que están añadiendo puntos de carga para coches eléctricos en sus gasolineras, es la empresa Repsol, ya que tienen el objetivo de ser los líderes en el suministro de energía para la movilidad en España, y parece que de momento lo está consiguiendo.

Ya hemos podido observar algunas iniciativas de otras empresas que no son gasolineras, como por ejemplo Endesa que de aquí al 2020 quiere instalar 600 puntos de carga públicos, y tanto ella como la empresa Iberdrola están entrando ya en el mercado de los puntos de carga para coches eléctricos en los hogares.

 

A lire également