|

La creación de combustible de hidrógeno, ya es posible a partir de la energía solar, y el agua de mar.

Como todos ya sabemos la mayoría de coches actuales utiliza combustibles fósiles altamente contaminantes, pero cada vez más, están surgiendo nuevos métodos para impulsar automóviles de manera totalmente respetuosa con el medio ambiente. Es por ello, que los coches eléctricos están mucho más presentes en nuestras calles, que hace unos años, sin embargo, aún queda muchísimo recorrido para llegar a sustituir los combustibles tradicionales. Es por todo lo dicho, que los científicos buscan combustibles alternativos, que sean renovables, no contaminantes, y abundantes como para abastecer al mercado global, por ello han estado trabajando en la manera de crear combustible de hidrógeno a partir de la energía solar y el agua de mar, y finalmente lo han conseguido.

La Universidad de Standford ha diseñado un dispositivo capaz de producir hidrógeno de manera eficiente y económica, por lo que podría llegar a ser un método para impulsar vehículos no contaminantes. Esta idea ya existía, pero no se conocía ninguna manera tan eficaz y barata de llevarla a cabo, por ello la innovación radica en usar unos electrodos que no se desgastan al usar el agua de mar, y además permiten generar hidrogeno rápidamente.

Los motores de coche que utilizan el hidrógeno como combustible, se basan en la combustión de dicha molécula, con oxígeno para producir energía eléctrica que posteriormente es almacenada en baterías, las cuales sirven como deposito. La mayor virtud de este tipo de vehículos es que el residuo que generan está conformado por vapor de agua, lo que significa que no es contaminante y por supuesto no es dañino para las personas ni el medioambiente.

El nuevo método creado por la Universidad de Standford podría ser escalado a un nivel mucho mayor, hasta el punto de utilizarlo masivamente para generar el combustible que sea necesario para el mercado global. Este nuevo método se basa en la electrosis, que se trata de una reacción química por la cual el agua se parte cuando los dos electrodos se sumergen en agua.

Gracias a un recubrimiento de hidróxido de hierro-níquel sobre una capa de sulfuro de níquel, los electrodos no se dañan, lo que supone que su energía augmente, que el tiempo de producción sea mayor, y la eficiencia del proceso se vea incrementada en gran medida.

Es por todo lo anteriormente expuesto, que la inversión en este nuevo proceso de producción de hidrogeno para la creación de combustibles renovables, se vea favorecida y pueda llegar a más, ya que, si seguimos mejorando esta técnica, es más que probable que estemos ante uno de los combustibles del futuro.

Si te ha gustado este artículo, no olvides estar atento a nuestra web para seguir todo el contenido relacionado que vayamos publicando. La energía renovables no es un tema de actualidad, es un tema de prosperidad.

Publicaciones Similares