What is Renault's electric car platform like?

Hoy hablamos de Renault y de su plataforma para coches eléctricos, la cual apuesta por redefinir las categorías con una propuesta compacta e innovadora. Hablamos de Mégane eVision y la nueva plataforma de Renault CMF-EV, las cuales son un gran ejemplo de cómo los vehículos eléctricos van a modificar las categorías que conocíamos hasta la fecha, eliminando la necesidad de algunos componentes y jugando con el espacio en el momento de diseñar este tipo de vehículos.

Por las dimensiones que presenta es un coupé compacto, pero si hablamos del interior es digno de segmento C. Es un modelo completamente innovador, que puede cambiar el paradigma en la construcción de los vehículos eléctricos y que cuenta con una la batería más fina del mercado que conocemos hasta la fecha. Su carrocería es muy compacta, de 4,21 metros, pero la amplitud es propia de un vehículo de segmento C.

Es un vehículo eléctrico que mezcla conceptos urbanos, cupés y SUV, contando con un diseño parecido al Mégane actual, pero con líneas más modernas. El eVision presenta un aumento de 10 centímetros entre la distancia de ejes si lo comparamos con el Mégane actual, siendo también un modelo más corto, contando con una longitud de 4,21 metros comparado con los 4,36 metros del Mégane de combustión. La anchura que presenta es de 1,8 metros y la habitabilidad es digna de modelos más largos, por ello conforma un diseño diferente e innovador que llama la atención.

Una plataforma muy innovadora

La plataforma modular CMF-EV es la responsable de este nuevo diseño, la cual promete propuestas realmente innovadoras como las baterías más finas y con unas dimensiones completamente nuevas de los modelos de que acostumbra a presentar la compañía. Esto hará posible producir coches eléctricos de distintos tamaños, instalando baterías a distintas alturas a fin de desarrollar SUVs o sedán bajos.

El Mégane eVision cuenta con una autonomía de 450 km/hora, 214 CV y una batería de 60kWh, aunque puede amoldarse a las preferencias del fabricante. Se trata de un diseño plano y sin sistema de escape que ofrece el máximo espacio para el interior. La batería se pone bajo el suelo del habitáculo y se obtiene un interior mucho más espacioso en el vehículo, haciendo posibles más formatos y tamaños y la redistribución de algunos componentes, siendo un modelo que promete un espacio de hasta un 60% mayor que el convencional en coches del segmento A.

Esta plataforma CMF-EV también aporta ventajas al rendimiento, con un centro de gravedad más bajo y una mejora en la dirección para ofrecer una conducción mucho más suave y ligera. Con el desafío de optimizar el espacio y la distribución del peso y fabricar baterías más finas, Renault se posiciona como una de las marcas líderes en la fabricación de vehículos eléctricos.

Similar Posts