The rise in housing prices in Spain doubles the European average

Durante el primer trimestre del 2019 el precio de la vivienda subió un 4% en la Unión Europea, mientras que en España hubo una subida interanual del 6,8%, dos décimas más que durante el último trimestre de 2018, según los datos de Eurostat. Esta subida del 4% interanual europea se genera después de incrementarse un 4,6% y un 4,5% respectivamente en los trimestres anteriores.

En España, la vivienda se encareció un 6,9% durante el primer trimestre, respecto del mismo periodo durante 2018. El mercado residencial español cerró el último trimestre con un 6,7% de subida, después del alza del 6,8% y el 7,2% en el segundo y tercer trimestre, respectivamente. España se sitúa, actualmente, en el quinto lugar entre los 28 países europeos con una subida del 1,6%.

La vivienda de obra nueva se dispara en España

Según datos del confidencial, la suma de los bajos tipos de interés junto con la demanda de la vivienda han creado un escenario perfecto para que el precio de la vivienda de obra nueva se ponga por las nubes.

La recuperación vivida por el sector de la vivienda en España ha sido muy rápida. Desde los mínimos en el año 2013, el precio se ha disparado un 38%, una de las subidas más frenéticas de toda la zona euro y más si tenemos en cuenta que tiene la tasa de paro más alta de la eurozona, sólo por detrás de Grecia.

Durante el primer trimestre de 2019, la vivienda nueva en España subió un 10,6% en comparación con el mismo periodo de 2018, consiguiendo el mayor aumento de precio de las constructoras desde el verano de 2007, plena época de la burbuja inmobiliaria. Esta subida exagerada en el precio de la vivienda, convierte España en el lugar en el que más rápido se encarece la obra nueva, de hecho, es en el único país en el que el precio de la vivienda nueva aumenta con doble dígito.

Esta subida  frenética de precios provoca que el acceso a la vivienda sea cada vez más complicado, sobre todo para las familias con menos recursos, así como para aquellas personas que se ven obligadas a solicitar hipotecas con mayor tiempo de vencimiento y a dedicar una mayor parte de la renta de los hogares, lo que complica su situación económica y pone en alerta a la economía global, dejando paso a una posible nueva crisis. Esto nos lleva a pensar que aun nos queda mucho recorrido para llegar hasta la estabilidad en el sector de la vivienda, ya que es necesario que los salarios se equiparen al coste actual de la vida para que comprar una vivienda, sea nueva o de segunda mano no se convierta en la lotería de unos pocos.

Similar Posts