|

SE PUEDEN AHORRAR HASTA 750€ ANUALES GRACIAS A LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA

El calor parece llegar cada vez más temprano y persistir hasta más tarde. Las ya famosas olas de calor golpean los hogares españoles con cada vez más fuerza y frecuencia y por eso resulta natural que en verano el gasto eléctrico en aires acondicionados dispare la factura de la luz. Esto explica los picos que cada año se producen en los meses de julio y agosto, los más calurosos del año.

Si bien esto viene dado por la constante subida de precio de este servicio, es cierto que los mismos consumidores podemos hacer algo para evitarnos facturas con más cifras de la cuenta.

¿Cómo podemos lograr reducir nuestro gasto eléctrico?

ANDIMAC (Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción), quien tiene gran experiencia en el terreno de este tipo de reformas, afirma que esto podría evitarse fácilmente. Desde esta agrupación se dice con toda seguridad que, en un piso de unos 90 metros cuadrados, ciertas obras de reforma y mantenimiento podrían significar un ahorro de entre el 40 y el 80% respecto a la factura anterior, lo que podría llegar a suponer 750€ anuales.

ANDIMAC calcula que, de ponerse en marcha un ambicioso plan para implantar sus medidas en las distintas viviendas españolas, en conjunto podrían llegar ahorrarse 12.000 millones de euros por año. Esto no solo supondría algo positivo para los consumidores, sino que, al reducir el consumo eléctrico, también significaría un gran avance en el campo medioambiental, reduciendo considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes producto de la industria del abastecimiento energético.

Así pues, una pequeña inversión inicial podría terminar, a la larga, significando un ahorro más que considerable.

¿En qué consisten estas reformas?

Lo primero es lograr que el lugar tenga un buen cerramiento respecto al exterior, pues eso ayuda a mantener las moderadas temperaturas del interior. Solo eso ya supone un gran avance. Para ello, lo mejor es la sustitución de cubiertas por otras en base a materiales menos porosos y conductores de la temperatura, razón por la cual la ANDIMAC recomienda cosas como gruesos cristales con cámara de aire en las ventanas o la sustitución de armaduras de puertas y ventanas por unas de madera o PVC, ambos materiales con una capacidad de aislamiento envidiable.

Están, además, los sistemas de recuperación de energía, que expulsan aire de forma constante. ANDIMAC tiene propuestas para aprovechar también en eso, pues solo serían necesarios unos buenos filtros para eliminar las impurezas de ese aire y aprovecharlo para la climatización de la estancia.

Y estas son solo algunas de las propuestas que convertirían nuestro hogar en uno sostenible y, a la vez, provechoso para nosotros, porque el ahorro y el ecologismo no son incompatibles. .

Publicaciones Similares